En el despacho JAVIER MERINO ABOGADOS, con sede en Gijón (Asturias), estamos especializados en accidentes de tráfico, seguros y responsabilidad civil. Por ello, somos conscientes de las dudas que muchos conductores tienen cuando se ven involucrados en un accidente de circulación. ¿Qué hacer si sufres un accidente de tráfico?

En el mismo momento en que se produce el accidente de tráfico, es lógico que los nervios y la tensión propia del momento nos impida ser del todo conscientes de lo que está ocurriendo. Es importante mantener la calma, porque ello nos va a permitir dar los pasos adecuados para poder ir recopilando las pruebas y demás elementos que nos van a servir en el futuro para interponer la correspondiente reclamación, y obtener la indemnización por los daños personales y materiales que hayamos sufrido. Aquí te damos algunas pautas:

1.- REQUERIR INTERVENCIÓN AGENTES DE LA AUTORIDAD

En muchas ocasiones, es primordial la intervención de los miembros de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, principalmente Policía Local o Guardia Civil, los cuales acuden al lugar del accidente de tráfico para levantar el correspondiente atestado policial, donde se recogerán los datos clave del siniestro (lugar, hora, vehículos implicados, testigos, hipótesis principal de la causa del accidente, estado de la carretera y del tiempo, etc.). Dicho atestado policial es muy importante de cara a una futura reclamación. Por ello, cuando tengas un accidente, siempre es aconsejable llamar a la Policía Local o a la Guardia Civil, para que acudan al lugar del siniestro.

2.-RECOPILACIÓN INICIAL DE PRUEBAS

Ahora bien, muchas veces los agentes de la autoridad no son requeridos por ninguno de los conductores afectados. O incluso, aún siendo llamados, no acuden con la rapidez que sería deseable, por lo que debes ser tú quien tome una serie de precauciones, como son:

– Realizar grabaciones de vídeo o fotografías con el número de matrícula del vehículo contrario, además de realizar fotos del accidente con los daños de los vehículos implicados en el mismo (de nuestro propio vehículo, y las del contrario);

– Realizar grabaciones, así como fotografías que muestren la disposición de los vehículos en la calzada, y fotografías de los distintos elementos de señalización viaria que existen alrededor (señalización tal como STOP, CEDA EL PASO, PASO DE PEATONES, semáforos, otras señales e indicaciones, etc);

– Tratar de obtener voluntariamente la colaboración de posibles testigos que hayan presenciado el accidente de tráfico, intentando recabar sus datos personales;

No mover el vehículo, si ello fuera posible, hasta la llegada de la Policía o Guardia Civil.

3.- ASISTENCIA SANITARIA

Tras realizarse el atestado policial, o en su caso el correspondiente parte del accidente, hay que urgentemente al hospital más cercano si se han sufrido lesiones para que los facultativos médicos emitan el parte de lesiones. Este documento, resulta trascendental, porque no sólo nos permitirá documentar las lesiones que inicialmente podamos tener como consecuencia del accidente, sino que también nos va a permitir acreditar la existencia de dichas lesiones en un momento temporal exacto, esto es, casi al mismo momento del accidente o en su caso, unos minutos después.

Por ejemplo, en los casos de lesiones o traumatismos cervicales -muy habituales en accidentes de tráfico de baja intensidad-, es habitual que los dolores aparezcan al día siguiente, o incluso en el plazo de hasta las 72 horas siguientes al accidente de tráfico. Por ello recibir atención sanitaria desde un primer momento es esencial, para diagnosticar lesiones tan pronto como sea posible, así como para recibir el tratamiento médico, farmacológico y rehabilitador necesario.

4.- OTRAS RECOMENDACIONES

Por otro lado, debes tener en cuenta que, aunque al lugar del accidente acudan servicios sanitarios o agentes de la policía, la intervención de dichos profesionales se produce después de haberse producido el siniestro, con lo cual es materialmente imposible que dichos profesionales pueden testificar o manifestar cómo y de qué manera se ha producido dicho accidente. En definitiva, la intervención de estos profesionales no acredita nada más que la simple existencia de un accidente, así como la existencia de daños personales o materiales, pero no el origen y/o causa de los mismos, básicamente por el hecho de haber presenciado el accidente en sí.

Por ello, es esencial ser cauteloso a la hora de realizar explicaciones y manifestaciones a dichos profesionales, cuando se personen: Ten en cuenta que los agentes de la policía o guardia civil, incluirán en su atestado, toda aquella información que les proporcionemos tras el accidente de tráfico.

Muchas veces, nuestra declaración podrá perjudicarnos, ya que, por los nervios, la tensión o la confusión tras un accidente, no acertaremos a expresarnos con claridad. Por tanto, es importante escuchar con detenimiento las explicaciones de estos profesionales, así como intentar leer detenidamente todos aquellos documentos que se firman, y en caso de que los informes o los atestados no recojan lo que hemos manifestado, debemos solicitar su inclusión o su rectificación, hasta que quedemos conformes con el contenido.

Recuerda que en el despacho JAVIER MERINO ABOGADOS estamos especializados en accidentes de tráfico, seguros y responsabilidad civil. No trabajamos con compañías aseguradoras, sino que ofrecemos atención exclusiva a víctimas y accidentados, prestando servicios de asistencia y representación en procesos civiles, para interponer reclamaciones y obtener indemnizaciones por lesiones personales y daños materiales causados en accidentes de tráfico (Valoración de daños corporales, secuelas, incapacidades, lesiones, lucro cesante y daños emergente). Igualmente prestamos servicios de asistencia y representación en procesos penales, como acusadores en delitos de alcoholemia, drogas, lesiones y daños, para exigir la condena penal, así como la indemnización civil.

Haz un comentario

¿ Necesitas ayuda ? ¡Contacta con nosotros!